UN CAMIÓN ROBUSTO

El chasis de los vehículos de la gama D ha sido probado en condiciones de carga muy elevada. Para garantizar una fiabilidad máxima y aumentar su vida útil, la cabina ha sido reforzada con equipos y materiales de resistencia contrastada.