PROBADOS EN CONDICIONES EXTREMAS

Los camiones de la gama K se han sometido a pruebas en entornos extremos, de -40°C a +60°C y en todo tipo de condiciones meteorológicas, para cumplir los requisitos más exigentes de fiabilidad y resistencia. La colaboración con un conjunto de clientes ha permitido probar 53 vehículos en condiciones reales antes de que se pongan a la venta, para mejorar aún más su calidad y para que puedan dar una mejor respuesta a las exigencias cotidianas del sector.